¿Cómo elegir un colchón?

como elegir colchon

Pasamos prácticamente una tercera parte de nuestros días acostados en un colchón, y algunas personas aún no admiten que la calidad de ese tercio de vida, responsable de regenerar nuestro organismo y nuestros recuerdos, depende en gran medida de elegir un buen colchón para descansar.

Está claro que saber cómo elegir un buen colchón es importante, y si no haces una compra acertada, de nada servirá arrepentirte. Para saber elegir el mejor colchón para tus necesidades deberás analizar una serie de factores o cualidades. 

Algunas de las cualidades que debes saber a la hora de elegir el colchón perfecto son:

  1. Tu peso exacto
  2. Estatura
  3. Metabolismo (sudoración nocturna en metabolismo alto)
  4. Si compartes cama o no (ver características de colchones)
  5. La distribución de tu peso (en mujeres y hombres es distinto, ver refuerzos lumbares)
  6. Deformidades de columna (escoliosis, lordosis, etc.)
  7. ¿Dolores musculares al despertarte? ¿Cuello, espalda…?

Firmeza del colchón: ¿Colchón blando o colchón duro?

Uno de los factores que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un colchón es la firmeza del mismo. ¿Necesitas un colchón blando? O por el contrario, ¿necesitas un colchón duro?

Quizás este factor es uno de los que más ignoras cuando piensas en cambiar de colchón. La firmeza es el principal complemento del material con el que se encuentra fabricado el colchón, siendo la unión de estos dos conceptos, la combinación perfecta para conseguir un completo descanso y confort.

Una vez que te acuestas en tu colchón, la función de éste es repartir de forma equilibrada el peso de tu cuerpo, para que durante el sueño, la columna vertebral mantenga su posición natural. Algunos factores que afectan al tipo de firmeza a elegir en el colchón son:

Tu postura corporal al dormir

Debes de tener en cuenta tu postura a la hora de dormir para elegir un tipo de colchón u otro.

Si duermes boca arriba

La mejor opción será que elijas un colchón firme para conseguir que la espalda mantenga su curvatura natural y tu cuerpo no se hunda en el colchón.

Si duermes de lado

Para las personas que duermen de lado, necesitas un colchón blando que te ayude a conseguir una posición recta para tu columna vertebral, puedes incluir además una almohada de rodillas como esta para ayudar a mantener esta posición ergonómica.

Si duermes boca abajo

Si duermes boca abajo, el colchón que vayas a comprar deberá de tener una firmeza intermedia para que tu cuerpo pueda mantener la postura de la manera más favorable posible. Aunque esta postura está totalmente desaconsejada porque te obliga a torcer el cuello y puede dañar tus cervicales. 

¿Te mueves mucho mientras duermes?

Pero esto no es suficiente, también influye si mientras duermes te mueves mucho o no.

  • Si durante toda la noche tiendes a moverte bastante, necesitarás un colchón con relativa firmeza junto una precisa adaptabilidad en el relleno. Todo ello para conseguir que tu cuerpo se adapte perfectamente al colchón en cada movimiento.
  • Pero si por el contrario tiendes a moverte poco, puedes optar por colchones firmes con materiales adaptables que reaccionen rápidamente a la posición original de tu cuerpo.

Peso del durmiente

A la hora de elegir el nivel de firmeza de un colchón también influye el peso del durmiente, pues no es lo mismo la presión que puede ejercer una persona de 60 kg a otra de 100kg. Por lo general podemos decir que:

  • Las personas que pesan menos de 60kg deberían optar por colchones blandos.
  • Aquellos que pesan 80 kilos o más deberían buscar colchones duros, o medio duros.
  • Y los durmientes que pesen más de 100 kg deberían escoger colchones muy duros.

Aunque al final la elección de uno u otro también dependerá de los gustos de cada durmiente.

Aun así, ten excesivo cuidado a la hora de elegir la firmeza, puesto que si eliges un colchón demasiado duro o demasiado blando te traerá importantes consecuencias. Si el colchón es demasiado blando, el cuerpo se hundirá sobre él y tu columna se curvará de forma perjudicial. Si por el contrario es demasiado duro, tu cuerpo no logrará adaptarse al colchón provocando una incomodidad perjudicial para tu descanso.

Empieza a prestarle atención a tu cuerpo y elige el mejor colchón para tu descanso. Nosotros desde dormitorum te invitamos a que te acerques a una de nuestras tiendas para probar de primera mano nuestros colchones, y así poder encontrar el colchón con la firmeza perfecta para ti. 

¿Duermes solo o acompañado?

La presencia o no de otra persona en la cama también es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir el equipo de descanso adecuado. En los casos en los que se vaya a dormir en pareja se debe tomar en especial consideración la característica de “independencia de lechos” pues será aquella que amortigüe los movimientos de la pareja para que el otro durmiente no los note durante la noche.

Los colchones que mejor mantienen esta característica son los colchones de muelles ensacados, como el modelo colossus spring, aunque también se puede optar por unir dos colchones individuales, así la independencia de lechos será total.

¿Eres caluroso? ¿Cuál es el clima de tu ciudad?

Tu temperatura corporal o incluso el clima en el que vives también son factores que deberías considerar antes de buscar un colchón.

Si eres una persona que suda mucho, que suele tener calor o que el clima de tu lugar de residencia es muy cálido deberías primar opciones de colchones que sean muy transpirables. La mayoría de los colchones suelen contar con alguna capa para mejorar la transpiración, pero los que mejor sistema de aireación interno tienen son los colchones de muelles ensacados.

Por otro lado, si eres muy friolero y prefieres un colchón que te aporte un extra de calor opta por colchones viscoelásticos, colchones de espuma o incluso colchones de látex. Estos colchones, sobre todo los de viscoelástica o látex, suelen tener una gran capacidad de adaptación al cuerpo, y te darán una sensación de acogida y sensación de calor.

Ten en cuenta también que hay algunas opciones de colchones que cuentan con una capa de verano y otra de invierno, donde en cada lado maximizan sus cualidades para cada estación del año.

Tipo de colchón

También hay que tener en cuenta el tipo de colchón que es. Podemos distinguir 4 tipos de colchones principales:

Colchones de muelles

Se tratan de los colchones más transpirables y con mayor independencia de lechos del mercado. Podemos destacar tres clases de colchones de muelles: muelles de hilo continuo, muelles bonell o muelles ensacados. Los mejores son los colchones de muelles ensacados, ya que son resortes independientes metidos en sacos de forma individual y que consiguen adaptarse uno a uno a la forma del cuerpo. 

Colchones de viscoelástica

Estos colchones tienen una capacidad de adaptación total pues se moldean a la forma del cuerpo a medida que sienten el calor corporal de éste. Existen muchos tipos de viscoelástica según el tratamiento que se le haya dado. 

Colchones de látex

Cuentan con una capacidad de adaptación grande, similar al de la viscoelástica y se pueden encontrar dos tipos de látex, sintético o natural. Dependiendo del tipo que sea tendrá mayor o menor transpirabilidad.

Colchones de espuma

Suelen ser los colchones más económicos, aunque esto dependerá del nivel de densidad y el tipo de espuma que sea. Los colchones con espumas de alta densidad suelen contar con características increíbles, similares al resto de tipos de colchones, creando además núcleos firmes y robustos.

El tipo de colchón viene determinado en la mayoría de los casos por el material escogido en el núcleo, pero en la comodidad y confort total del modelo también intervienen el resto de capas de acolchado o tejidos. Si quieres saber cuáles son las partes de un colchón te invito a que te pases por esta entrada.

Clases de colchones especiales

En ocasiones, por problemas en la espalda, problemas de movilidad o incluso por características fisiológicas, los colchones del mercado no satisfacen tus necesidades o la de los tuyos. Por esta razón se han creado algunas clases de colchones con características especiales para dar solución a este problema. En dormitorum tenemos algunas opciones interesantes.

Colchones articulados

Si buscas un colchón para un somier o cama articulada para mejorar la comodidad de una persona con movilidad reducida te recomendamos el colchón Blue Soft Turmalina. Este modelo es un colchón viscoelástico, con núcleo de espumación HR 40 y perfilado, para permitir una articulación óptima que no dañe su estructura interna.

Pero en dormitorum tenemos más modelos entre los que elegir, puedes encontrarlos en la sección de colchones articulados. 

Colchoneta antiescaras

Uno de los problemas de las personas que no pueden moverse son las úlceras, debido a permanecer mucho tiempo tumbados en la cama. Para evitar la aparición de estas úlceras, se crearon los colchones antiescaras, que se colocan sobre el colchón convencional y cambian los puntos de presión para mejorar la circulación.

Colchones a medida

Si por tus características físicas no encuentras un colchón con las medidas adecuadas, estás de suerte. En dormitorum ofrecemos el servicio de colchones a medida, donde puedes elegir entre una gran variedad de nuestros colchones y nosotros nos encargamos de fabricártelo en la medida que necesites.

¿Qué base de colchón tienes?

Otro factor importante a la hora de elegir un colchón es la base donde se va a apoyar. No todos los colchones sirven para todas las bases. A continuación te dejo algunas indicaciones a tener en cuenta:

Canapés abatibles

Perfectas para toda clase de colchones excepto los colchones de látex natural, y aquellos colchones viscoelásticos que tengan poca transpirabilidad. Los canapés abatibles son estructuras enterizas que van hasta el suelo y están compuestos por un arcón abatible y una tapa similar a una base tapizada. Esta base es perfecta para dormitorios pequeños.

Bases tapizadas

La clase de colchones que se pueden colocar sobre una base tapizada son los mismos que los canapés abatibles, es decir, todos los colchones excepto los de látex, ya que son los menos traspirables. También hay que tener cuidado al colocar un colchón viscoelástico, pues si no cuenta con capas que aporten transpirabilidad pueden tener el mismo problema que los de látex.

Somier de láminas

Esta es la base perfecta para los colchones con poca transpirabilidad. Los colchones de látex solo pueden ser utilizados en este tipo de bases porque los huecos entre las láminas permiten la aireación interna. Por otro lado, los colchones de muelles embolsados no deben ser colocados sobre un somier de láminas, ya que, al estar formados por muelles independientes, estos pueden deformarse.

¿Influye la edad a la hora de elegir el colchón?

Si, dependiendo de la edad es más recomendable que buques unas características u otras cuando elijas colchón:

  • Bebés: Colchón suave, nivel medio de adaptabilidad y firmeza alta.
  • Niño de más de 3 años: Nivel de firmeza media/alta y adaptabilidad alta para mayor comodidad del niño (tener en cuenta el peso y que van a crecer).
  • Adultos y ancianos: Colchones de gran adaptabilidad para mejorar el confort, el nivel de firmeza dependerá del resto de variables comentadas.

Conclusión

Sabiendo estos parámetros, has de plantearte en qué medida te pueden beneficiar la dureza, adaptabilidad, el que un colchón tenga refuerzo lumbar o no, y cuántos, el ancho del mismo, la longitud, el número y progresividad de las capas del colchón, los aislantes y zonas de respiración del colchón, el espesor, etc.

Por ejemplo, una persona que suela tener dolores musculares, pase calor de noche y no comparta cama y que además sea de edad media-alta, podría tener un colchón similar al Colchón Colossus Sport, en medidas de entre 90×190 y 135×190 para máximo confort. Este modelo cuenta con unas características que favorecen el descanso, relajación muscular y circulación sanguinea. 

Colchón Colossus Sport

En definitiva, hay muchos modelos de colchones, por lo que si tienes dudas sobre cómo elegir un colchón puedes hacer nuestro test para elegir colchón, y recibir en tu bandeja de correo el colchón ideal para tus condiciones morfológicas, edad, metabolismo, peso y estado general. O si lo prefieres consultar con alguno de nuestros expertos. 

2 comentarios en “¿Cómo elegir un colchón?”

  1. Hola buenas tardes mi nombre es alicia. Yo padezco de frimovialgias y me levanto fatal llena de dolores. Necesitaria un colchon de 150 x190 me gustaria k me a lludarais a buscar el colchon ideal para mi .gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba