¿Cuándo debemos cambiar el colchón?

cuanto dura un colchón

Seguramente estás ya cansado de escuchar que si una persona duerme bien se levanta repleta de energía y tú, por mucho que lo intentas, no lo consigues. Hay muchos factores que influyen en la calidad de nuestro sueño nocturno, ya sea por nuestro estado de ánimo, el estrés del día a día o incluso porque ha llegado el momento de cambiar el colchón de tu cama. Muchas personas no saben cuánto dura un colchón ,y acaban forzándose a dormir sobre una cama en mal estado, lo que a su vez le causará problemas de salud, como dolor de espalda o molestias musculares. 

Si consideras que tienes una vida plena, sin problemas de salud y gozas de un bienestar psicológico y emocional óptimo, no tienes por qué dormir mal. Todo lo contrario, con estas condiciones tienes el descanso más que asegurado.

Entonces aquí, el problema no eres tú, sino tu colchón. Sí, como lo lees, los colchones (igual que los yogures) tienen fecha de caducidad. Y ahora ya solo toca preguntar ¿Cada cuánto hay que cambiar el colchón?

💡¿Cuánto dura un colchón? Los colchones tienen una vida útil entre 8 y 10 años por norma general, aunque en la duración exacta de un colchón influyen factores como la composición, el tipo de colchón o el mantenimiento que se le da. Si quieres saber más sobre cuánto dura o cada cuánto cambiar tu equipo de descanso, sigue leyendo.

¿Cada cuánto tiempo se aconseja cambiar el colchón?

Los equipos de descanso tienen fecha de caducidad, y esta suele rondar entre los 8 y 10 años. Su vida útil se agota debido a una serie de factores, sobre todo por el desgaste progresivo de los materiales y el uso que se le da, entre otras condiciones. El buen estado o mal estado del colchón es el que determina la calidad del sueño que tienes, y la importancia del descanso debe ser uno de los puntos fundamentales si quieres gozar de una vida plena.

En dormitorum no queremos que tengas problemas de salud, por eso te vamos a dar unas pautas para que puedas hacer un análisis exhaustivo del estado de los colchones de tu hogar, ya que quizá vaya siendo hora de cambiar alguno, sobre todo el que utilizas todas las noches para dormir.

Factores que afectan a la vida útil de un colchón

No hace falta ser un experto en el descanso para saber cuándo tienes que cambiar el colchón de tu cama. No tienes que acudir a una tienda de colchones a preguntar si debes renovarlo (aunque si vienes a dormitorum, por supuesto que ¡estaremos encantados de atenderte!). No hace falta que seas experto en la materia. ¿Por qué?

Porque existen algunos factores que te indican que es tu colchón el que necesita un descanso definitivo, puesto que ya ha cumplido con su trabajo de darte todas las noches el sueño reparador que necesitas. Ten en cuenta los puntos que te mostramos a continuación para detectar cuándo ha llegado el momento de cambiar un colchón sin necesidad de ser especialista. 

Edad del colchón

La vida media de un colchón, como hemos comentado al principio, está estimada en 10 años, claro que esto tiene sus matices como veremos en el siguiente punto. Con el paso del tiempo, los materiales por los que está fabricado el colchón van sufriendo un desgaste progresivo, el cual acabará por perjudicar la calidad del sueño noche tras noche.

Por tanto, lo más recomendable es cambiar el colchón cada 10 años aproximadamente. De todas formas, existen materiales que son más duraderos que otros.

Uso que se le ha dado

Obviamente, el uso que se le da a un colchón tiene un gran peso en el desgaste del material. La vida de tu colchón dependerá de si lo usas a diario o si es un colchón de uso esporádico.

Como te imaginarás, el desgaste de un colchón en el que duermes todos los días, noche tras noches, durante muchos años, es mucho mayor que el que usas solo para dormir esporádicamente los fines de semana, el cual te va a durar algún tiempo más. Pero ojo, que lo uses de vez en cuando no significa que su vida vaya a ser el doble de larga, solo que te aguantará un poco más.

Mantenimiento del colchón

También entra en juego el mantenimiento que le has dado, no sólo al colchón, sino a todos los componentes de la cama. El lavar la ropa de cama una vez por semana, dejar respirar la cama cada día unos 10 minutos, o dejar el colchón sin nada encima una vez a la semana o cada dos semanas, influyen en que no se deteriore el interior del colchón, pues un mal mantenimiento llegará a estropearlo en poco tiempo, pero esto te lo contamos en otros post

Material de fabricación

El tipo de material también puede influir en la durabilidad del colchón. La calidad siempre es sinónimo de beneficio, y un colchón fabricado con materiales de calidad va a durar mucho más tiempo que un colchón de calidad inferior. Pero ¡cuidado!, que la calidad ya no es sinónimo de caro.

En la actualidad existen tiendas de colchones que fabrican sus propios productos utilizando materiales de gran calidad y, de esta manera, pueden venderlos a precio de coste. Por cierto, ¿sabes que en dormitorum somos uno de estos fabricantes que vende calidad a bajo coste? Puedes echar un vistazo a nuestra sección de colchones baratos o los packs ahorro, aunque si tienes algo de tiempo te invitamos a que termines de leer este post, pues al final te indicaremos algunas opciones realmente interesantes. 

Señales que indican que debes renovar el colchón

Acabamos de enseñarte la teoría, la cual siempre viene bien conocer, ¿verdad? Pero la práctica es la que te dice realmente si ha llegado el plazo de renovación de tu colchón. Así que lo único que tienes que hacer es estar atento a las señales que te indican que tu colchón está en mal estado. Pasemos a evaluar los siguientes factores.

Te levantas cansado

Numerosas investigaciones y estudios científicos han demostrados que descansar es sinónimo de salud, llevamos años escuchando las consecuencias que provoca una mala vida durmiente. Y seguro que estás cansado o cansada de escucharlo, porque tú tienes comprobado que es verdad.

¡Que te van a contar a ti que no sepas! Que cada día estás deseando que llegue la hora de dormir para tumbarte en tu cama y dormir como un tronco. Y en ese momento pueden darse dos situaciones.

Una de ellas es que, aunque caiga una bomba a tu lado, no eres capaz de despertarte. Pero a pesar de dormir del tirón toda la noche, te levantas con un cansancio terrible, como si solamente hubieras dormido dos o tres horas. Y cuando toca el despertador y consigues ponerte de pie (no sabes cómo), te preguntas ¿cómo te puede ocurrir esto a ti?

La otra situación que se da es todo lo contrario, que no consigues dormir. A pesar de estar muy cansado o cansada por haber tenido un día repleto de actividades, llega la hora en la que te tumbas en la cama, te relajas, estás a punto de dormirte y… una vuelta, otra vuelta y así toda la noche.

Si te levantas cansado o cansada, sea cual sea el motivo, es una señal para cambiar el colchón.

Tu colchón está hundido o deformado

Con el paso del tiempo, el peso de nuestro cuerpo acaba por dejar inevitablemente su huella en el colchón, y cuando ésta es visible, es una clara señal de que va siendo hora de cambiarlo. Si crees que no pasa nada por dormir en un colchón hundido o deformado, te equivocas por completo. ¿Por qué?

Solo tienes que pensar en cómo es tu columna vertebral. La línea recta de tu espalda es la que te mantiene en pie y hace que tu cuerpo funcione correctamente. Si por algún motivo, acabas adquiriendo malas posturas (incluso mientras duermes), tendrás problemas de salud no solo a nivel físico, también a nivel psicológico y emocional, y tendrás que pedir ayuda a algún médico especialista. 

Así que un colchón hundido o deformado está generando un mal hábito en ti y, por ello, debes desterrarlo de tu vida. Piensa que, aunque no te des cuenta, vas a estar 8 horas aproximadamente todos los días durmiendo con tu espalda en una postura deformada. ¿Todavía piensas que no pasa nada por dormir sobre un colchón hundido?

¿Quieres saber cuál es el colchón ideal para ti?

Que nadie te venda la moto porque no existe el colchón perfecto. Si quieres saber cuál es el mejor colchón para ti, tienes que pensar en tus necesidades. Ese es el secreto para elegir el colchón ideal. Además, el descanso ya no está reñido con la calidad y, hoy en día, puedes comprar un colchón nuevo de calidad a precio de coste. ¿Quieres saber dónde comprarlo? ¡En dormitorum, por supuesto!

Si buscas una opción muy económica, nuestro colchón viscoelástico Bambú H27 es lo que necesitas: un colchón de espumación de alta densidad con una placa de viscoelástica para dormir con mayor confort y tener un sueño de calidad. Además, tenemos una colección de colchones viscoelásticos baratos donde recogemos algunos de los colchones con la mejor calidad/precio. Si, por el contrario, si quieres disfrutar de la viscoelástica y dispones de un buen presupuesto, también puedes consultar la sección de viscoelásticos premium, donde contamos con colchones de alta gama y calidad excepcional, como es el caso del colchón emma, un modelo de colchón que ha sido premiado durante varios años como mejor colchón de europa. 

Si lo que quieres es dormir con una buena firmeza pero, a la vez, sobre una base confortable, el Colchón Colossus Spring  es uno de nuestros productos estrella: su nivel de firmeza es de los mejores del mercado, gracias a sus componentes de alta calidad, como el bloque de muelles ensacados reforzado con espumación HR. Estas características también aseguran una larga durabilidad sin dejar de lado el confort. Puedes encontrar más colchones similares en la categoría de colchones de muelles ensacados.

¿Te gusta el mundo del deporte y disfrutas de practicar actividades deportivas en tu tiempo libre? Tenemos la opción perfecta para ti. El modelo Colossus Sport está fabricado con materiales que favorecerán la recuperación y relajación muscular, además de regular la circulación sanguínea y favorecer la calidad del sueño. Una opción que sin duda disfrutarás. 

La importancia del sueño es vital para gozar de una vida saludable y plena, así que no descuides el buen estado de tu colchón viejo. Si sientes que ya no es tan efectivo como debería ser, con estos consejos puedes determinar si está en mal estado. ¡Toma la firme decisión de cambiarlo si ya ha llegado a su fecha de caducidad! Y que la preocupación de cómo pagarlo no sea un impedimento, porque con dormitorum, la mejor calidad la tienes a precios muy económicos.

¿Quieres cambiar tu colchón? ¡Bienvenido a nuestra tienda!Espero vuestros comentarios aquí abajo, os ayudaremos en cualquier duda que tengáis 😉

Ir arriba