Cómo elegir un colchón para camas articuladas

colchon para cama articulada

Una de las soluciones más versátiles para el descanso son las camas articuladas. Este tipo de camas consiguen proporcionar el necesario descanso debido a la reclinación en la parte del tronco y las piernas, que permite cambiar de posición y, aunque están pensadas para personas con problemas de movilidad, cualquiera puede beneficiarse de sus ventajas.  A la hora de elegir la cama articulada es muy importante escoger un colchón que sea adecuado, de lo contrario puede estropearse con facilidad. En dormitorum contamos con una gran selección de colchones articulables con diferentes características. Echa un vistazo a nuestra selección de colchones para cama articulada y elige el que más se ajuste a tus necesidades. 

colchones para camas articuladas
Colchones para camas articuladas

Hoy te traemos algunos consejos para que sepas cómo elegir un colchón para cama articulada.

¿Qué características del colchón articulado debes valorar?

Cuando queremos comprar una cama articulada suelen surgir muchas dudas, una de las más frecuentes es: ¿Qué tipo de colchón debo elegir para colocar sobre un somier articulado?

No todos los tipos de colchones sirven para las camas reclinable, el colchón que elijamos debe cumplir una serie de características:

El núcleo

El núcleo del colchón debe ser de un material flexible y elástico para garantizar una posición correcta de la cama y que siga el movimiento del somier en todas sus posiciones. En el mercado existen colchones con núcleos de diferentes materiales, como núcleo de látex, núcleo espuma o núcleo de muelles ensacados, e incluso combinaciones de ellos. En el siguiente apartado te explicamos los diferentes materiales de colchones y sus características.

La funda extraíble

La funda del colchón también debe cumplir estas características, y debe ser específica para articulación. Si la funda fuese demasiado acolchada, esta podría impedir la correcta posición del colchón y le saldrían algunos pliegues en las zonas donde el somier se articula. Asegúrate de que la funda del colchón que vas a colocar en la cama articulada no tiene un ribete alrededor del colchón y sus costuras son lineales en sentido horizontal.

Además, valora si el colchón es desenfundable. De esta manera podrás lavarlo con mayor facilidad y asegurar una correcta higiene del colchón, muy a tener en cuenta si el colchón es para una persona enferma o con poca movilidad.

La densidad

Un colchón de alta densidad también impediría la correcta posición sobre el somier cuando está abatido. Debemos elegir un colchón con una densidad baja o media, que no sea muy grueso para que se pueda doblar con facilidad. Si este tipo de colchón te parece demasiado fino, puedes colocarle un “topper” sobre el colchón que se puede retirar y volver a colocar.

Evita los burletes

Los burletes son unas tiras de material aislante que se suelen colocar en los cantos de las puertas o ventanas. Los colchones también poseen burletes, pero con el fin de cerrar los laterales del colchón con las tapas superiores e inferiores. De este modo, aportan estabilidad al colchón en el caso de que este se mantenga en una posición horizontal. Sin embargo, suponen un problema para los colchones de camas articuladas, siendo los colchones abiertos los mejores para este caso. 

Capacidad para doblarse

Debes buscar colchones articulables. Sin capacidad para doblarse, no es posible adaptar el colchón articulado a la cama. Por lo que esta cualidad es imprescindible a la hora de realizar la compra de una cama articulada. 

Adaptabilidad a la cama

Dependiendo de los movimientos que pueda realizar la cama articulada, debemos comprar un colchón u otro. Hay que buscar la forma de adaptación ideal haciendo que los pliegues del colchón se ajusten a la forma de articulación de la cama.  

La altura

Debes tener en cuenta también tanto la altura del colchón como la altura de la cama completa. Las personas que suelen usar este tipo de camas articulables suelen tener problemas para levantarse y acostarse, y por tanto, un colchón que eleve demasiado la altura de la cama es contraproducente. Por lo general los colchones de entre 20 y 25 cm suelen ser ideales, incluso algo más bajos en algunos casos, pues así tienen mayor facilidad para doblarse, pero ten en cuenta también que hay bases articuladas que pueden bajarse para que el durmiente se levante sin esfuerzo. 

Transpirabilidad

Esta característica es muy importante, pues las personas que utilizan una cama articulable suelen pasar muchas horas tumbados en ellas, lo que favorecerá la sudoración y aumentará el peligro de que se genere humedad en el colchón. Es muy importante elegir colchones que tengan capacidad transpirable para que esto no pase.  

Tipos de colchones para una cama articulada

A continuación, haremos una comparativa de los tipos de colchones según sus diferentes materiales para colocar sobre una cama articulada.

Espuma

Los colchones de espumación son ligeros, y pueden ser la opción mas económica para una cama articulada. Sin embargo, debemos tener en cuenta que las espumas son rígidas. Puede ocurrir que, al articular el colchón sin nadie acostado, el colchón no siga la articulación del somier. Si la persona está tumbada mientras se articula el colchón, esta hará de peso y el colchón se articulará perfectamente junto al somier. También debemos valorar que, con el paso del tiempo pueden aparecer malformaciones o pliegues si el colchón no es de buena calidad. En la actualidad hay muchas clases de espuma y la tecnología ha conseguido muchos avances para crear colchones articulados con este material.

Látex

Es la opción más popular para colocar sobre una cama articulada, ya que el látex es un material muy flexible que se adapta perfectamente al movimiento del somier. Aunque debemos tener en cuenta su baja transpirabilidad si vamos a pasar mucho tiempo en la cama, y en comparación con colchones de otros materiales suelen ser algo mas caros.

Viscoelástica

La viscoelástica se está convirtiendo en uno de los materiales preferidos por los amantes del descanso. Este material se adapta perfectamente a tu cuerpo, aportando gran sujeción a los puntos de apoyo y mejora la circulación sanguínea. Al igual que el látex, es un material articulable y flexible, acompaña a la articulación del somier y vuelve a su estado natural con gran facilidad cuando el somier está recto. Además, es un material duradero que no pierde sus cualidades a lo largo de los años, por lo que los colchones viscoelásticos son las mejores opciones en este campo. Otras ideas a tener en cuenta, es que si la cama plegable eléctrica va a ser para que descanse una persona que vaya a pasar muchas horas del día sobre la cama, ya sean personas mayores o con poca movilidad, podemos optar por un colchón antiescaras, que alivian la presión y previenen la aparición de las dañinas escaras (heridas que aparecen en la piel por una baja movilidad).

¿Por qué no se puede poner un colchón de muelles en una cama articulada?

Los colchones de muelles no pueden usarse en camas articulables porque se pueden deformar, al igual que pasa si se colocan sobre somieres de láminas. Los colchones con núcleo de muelles no son flexibles, si colocamos un colchón de muelles ensacados sobre una cama con articulación, en el momento en que se doble, los muelles se aplastarían y se deformarían. Por lo tanto la superficie del colchón comenzaría a tener bultos y no sería adecuada para el uso. 

¿Se puede usar un colchón articulado en una cama no articulada?

Si, los colchones articulados tienen la flexibilidad y características necesarias para poder ser usado tanto en posición horizontal como con la articulación, por lo que se puede colocar encima de cualquier base tapizada, somier o canapé fijo. 

Por otro lado, se desaconseja totalmente utilizar un colchón no articulable en una cama de articulación, ya que no está preparado para doblarse y se estropearía en poco tiempo, lo que puede causar lesiones al usuario si se usa un colchón en mal estado. 

Mejores colchones para cama articulada del 2022[DORMITORUM]

A continuación te mostramos nuestros mejores colchones para camas articuladas y con la mejor relación calidad precio de nuestra tienda online:

Colchón articulable Funda Sanitaria

Comenzamos con un colchón específico para camas articuladas. Este modelo está fabricado pensando en las personas que, en una situación transitoria, necesitan dormir sobre una cama articulada. Está compuesto por un núcleo de firmeza media elaborado con Biocell de HR 28 Kg que además se encuentra perfilado en la parte inferior para que sea más fácil la articulación. También cuenta con una funda interna de TST que protege el interior del colchón y ajusta la composición interna del producto. Tiene una segunda funda protectora, pero en este caso externa de poliuretano azul, un tipo de material impermeable que además se puede lavar con facilidad.

Colchón Soft Turmalina

Este modelo es un colchón viscoelástico articulable con una alta calidad que se adapta perfectamente a cualquier forma. Está compuesto por una capa viscoelástica en la parte superior de 30 mm que le aporta una alta adaptabilidad a la vez que permite la articulación del colchón. También cuenta con un núcleo con espumación Blue Soft HR 40 que mejora la articulación del colchón gracias al perfilado superior, sin dejar de lado la comodidad y el confort. Además, posee una funda con tejido strech celliant que previene de la humedad y que es extraíble, para poder lavarla cuando sea necesario.

Colchón Confort Pro

Este colchón no es específico para camas articuladas, pero sí puede articularse sin que se estropee. Se trata de un colchón básico y bastante económico con núcleo de espuma Open Cell HR. Este colchón cuenta con una firmeza media-baja y una adaptabilidad también media baja, por lo que no está indicado para personas de peso elevado. El colchón posee también con una pequeña capa de espuma adaptative dry soft en ambos lados del colchón, y dos tejidos que mejoran la adaptabilidad y transpiración del colchón, el tejido strecht y el tejido pure fresh 3D.

Colchón Confort Firm

El colchón confort firm cuenta con una composición parecida al modelo confort pro, pero mejora la firmeza y adaptabilidad total del colchón. El núcleo está fabricado con espumación HR Open Cell de alta densidad, que le da al colchón una firmeza media. Además, cuenta con capas de espumación adaptative dry-soft a ambos lados para mejorar la adaptabilidad, y también incluye los dos tejidos comentados anteriormente para mejorar la transpirabilidad y elasticidad del colchón. Tanto la acogida como la firmeza son medias.

El mejor colchón para camas articuladas: Colchón Blue Soft Turmalina

La mejor opción de todas las mencionadas es el colchón Blue Soft turmalina. Es un colchón totalmente pensado para camas articuladas y con características óptimas para personas que necesitan una cama con articulación durante largos periodos de tiempo. Los materiales que lo componen son de buena calidad y permanecerá en buen estado por más tiempo.

Si lo que necesitas es un colchón articulado para periodos más cortos de tiempo y no quieres invertir en un precio tan elevado puedes recurrir a alguna de las otras opciones, pero recuerda que el colchón articulable funda sanitaria cuenta con las características necesarias para favorecer a una persona enferma, mientras que, si optas por un modelo como el confort pro, tendrás que acompañarlo de protectores de colchón adecuados para que no se estropee.

¿Qué tipos de camas articuladas existen?

Como hemos dicho, este tipo de camas suelen ser utilizadas en casos especiales. Su capacidad para brindar diferentes posiciones y movimientos al cuerpo, ayuda a la movilidad de personas que la han visto reducida por la edad o por algún tipo de dolencia y previene de posteriores dolores de espalda.

Por ello, las camas articuladas eléctricas son muy populares entre las personas mayores o con algún tipo de movilidad reducida, les ayudan a incorporarse para comer o ver la tele. Las camas geriátricas suelen incorporar esta función, ya que su uso es muy sencillo, porque incorporan un motor y un sencillo mando para cambiar la posición de la cama. A continuación, te comentaremos los principales tipos que existen, pero si quieres saber cómo elegir una cama eléctrica articulada para tu dormitorio pásate por esta entrada.

Camas articuladas eléctricas

Las camas articuladas eléctricas son las más populares, por su simple uso. Incorporan un motor debajo del somier y se controlan con un sencillo mando. Pueden posicionarse en diferentes planos de articulación, para adaptar la postura del somier a tu gusto y comodidad.

Camas Hospitalarias y geriátricas

Las camas hospitalarias o geriátricas están pensadas para la recuperación de un enfermo o para una persona mayor que va a pasar mucho tiempo recostada en la cama. Por ello, incorporan un somier articulado eléctrico para dar movilidad al paciente. Este somier ayuda a incorporarse para comer, ver la tele, o simplemente elevar una parte del somier para mejorar la circulación de la sangre.

Canapés abatibles articulados

Los canapés abatibles articulados, son camas que tienen unas características similares a las camas articuladas eléctricas, también incorporan un motor y un mando para incorporar y posicionar el somier. Incorporan la ventaja de que este tipo de canapé sirve como almacenamiento de gran capacidad ideal para guardar mantas o ropa de cama.

Camas articuladas eléctricas dobles

Si compartes cama con otra persona, también hay una cama articulada eléctrica para ti. Existen posibilidad tanto de cama como canapé de matrimonio donde los somieres articulados como este funcionan de forma independiente, de tal forma que cada uno puede posicionar su lado de la cama a su gusto con un mando o un motor independiente. ¡Así no hay discusiones posibles!

Camas articuladas manuales

Este tipo de camas cuentan con un sistema de articulación manual, mediante manivela o click. Es una opción es la menos usada, ya que la persona que está acostada deberá levantarse para cambiar la posición de la cama. En muchas ocasiones esto es imposible y deberá ser otra persona quien cambie la posición del somier. No dan una autonomía de movimiento a la persona que descansa, y por ello es mucho mas útil una cama con un somier eléctrico.

Compra tu cama articulada completa

Si quieres ahorrar al comprar una cama articulada, aprovéchate de las ofertas que ofrecemos en dormitorum. Hemos creado este pack de cama articulada y colchón para que te lo lleves todo de una vez. El pack se compone por un somier articulado, la cama de estructura metálica Dormi Life one, y el colchón Blue soft turmalina, comentado anteriormente.

El somier cuenta con 5 planos de articulación con lumbar fijo que incluye un mando a distancia para mayor comodidad del usuario. Cuenta con un motor alemán de 4.500 Nw que posee una batería de seguridad por corte eléctrico.

¿Qué te ha parecido esta ayuda para elegir un colchón para cama articulada? No solo las personas mayores o los enfermos se benefician de este tipo de camas, son especialmente prácticas y confortables para todo el amante del descanso. Permiten leer, ver la televisión, trabajar con el ordenador o simplemente descansar de la forma más práctica y cómoda. Por lo que si quieres ver más opciones de colchón y cama ¡navega por nuestra web!

8 comentarios en “Cómo elegir un colchón para camas articuladas”

  1. Hola, muy buen artículo.
    Que colchón me recomendarías para 2 personas de más de alrededor de 95 kilos de peso y para una cama con dos somieres de 80 x 190 articulados. Yo personalmente soy muy caluroso y ahora duermo en visco y me despierto en verano empapado
    Muchas gracias

  2. Hola Emiliano! Tu caso es complicado, ya que los colchones de alta densidad como el Pico de las Nieves o el Sensation HR, no sirven para camas articuladas. Nuestro modelo que más se adapta a lo que necesitas es el Blue Soft Progressive, pero no está recomendado para más de 120Kg. Igualmente, en Dormitorum estamos estudiando introducir un producto como el que necesitas, dado el caso, ¡nos podremos en contacto contigo!

  3. ¡Buenos días Javier!

    Los problemas de cervicales son complicados y los colchones de látex no suelen ser lo mejor. Si estáis interesados en renovar vuestro colchón, os recomendaría un modelo articulable de calidad, similar al Blue Soft Progressive.

    Además, para este tipo de dolencias, es muy importante el tipo que almohadas que utilicéis. Nosotros os recomendaríamos utilizar una almohada posicional como la almohada mariposa, que os permita tener una posición correcta durante toda la noche. Pueden ser más caras que una almohada convencional, pero en este caso merece la pena.

    Esperamos haberos ayudado.

  4. Hola Marita!

    No, la función de los colchones anti-escaras es regular el aire para cambiar los puntos de presión y evitar la formación de llagas. Estos deben colocarse siempre encima de un colchón, a poder ser articulable.

    Si busca una opción económica, le recomendamos un colchón sanitario, que cumple perfectamente esta función. Si es una situación a largo plazo, podría escoger un colchón de mayor calidad, como el Blue Soft Progressive, viscoelástico más cómodo y de mayor resistencia.

    Un saludo!

  5. Para canapé articulado eléctrico de 150×190, un cuerpo, entiendo que el viscoelastico puede ser el más aconsejable. Pero dentro de estos hay mucha variedad, visco gel, grafeno, soja… deseo me aconsejen cuál es el mejor, las diferencias. Deseo que el colchón sea firme, pero que se adapte lo mejor posible al cuerpo, por mi problema de huesos. Desde hace años tengo látex y me he adaptado bien, pero imposible mover el colchón por lo que pesa. Gracias

    1. Hola, le aconsejo el colchón viscoelástico con núcleo HR, pero perfilado en la parte inferior para su correcta articuación. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba