Cómo desinfectar un colchón

desinfectar colchon

La importancia de desinfectar un colchón 

Cuidar la higiene del hogar ha sido siempre un aspecto de vital importancia. La aparición del Covid-19 ha hecho disparar la alerta sanitaria en nuestra sociedad y, por tanto, ha aumentado aún más el interés en reforzar esta higiene en todas las instancias de nuestra casa. 

Las habitaciones pueden convertirse en un foco de contagio, por eso es recomendable desinfectar el colchón para evitar todo tipo de riesgos. 

Además, esta práctica no se utiliza sólo con los casos de Covid-19, sino que también tendremos que hacerla cuando haya malos olores en el colchón, tenga manchas, haya sido usado por personas desconocidas, cuando hayamos tenido otras enfermedades como la gripe o para eliminar los ácaros

Cómo limpiar y desinfectar un colchón 

Limpia la habitación

Antes de empezar a desinfectar el colchón, tendremos que hacer una limpieza de la habitación.

En primer lugar, es importante ventilar la habitación, al igual que hacemos antes de hacer la cama. 

También conviene limpiar el polvo, porque los ácaros del polvo pueden trasladarse a la cama si no los eliminamos.

Lava la ropa de cama

Mientras se ventila la habitación, aprovecharemos para lavar la ropa de cama. Esto incluye sábanas, fundas nórdicas, protectores y almohadas. Para mayor seguridad, lee antes las etiquetas, pero lo ideal sería lavarlas a la máxima temperatura que puedan soportar (si es posible, a más de 60 grados) y con algún detergente desinfectante, así nos aseguraremos de que se eliminan todos los gérmenes y quedan totalmente desinfectados.

Para el secado, es recomendable dejarla al aire y que se sequen con el sol, ya que los rayos ultravioletas actúan como desinfectante natural.

Desinfecta las almohadas

Además, si las almohadas son lavables es importante lavarlas también.  Sigue las recomendaciones del fabricante para evitar que se estropeen y déjalas secar al sol. En caso de ser almohadas que no se pueden lavar, sigue las indicaciones de los colchones para eliminar manchas, y lava la funda de almohada con el resto de ropa de cama.

Limpia y desinfecta el colchón

Una vez nos centremos en el colchón, estos son algunos de los distintos productos de limpieza que podemos usar para que el colchón se desinfecte:

Vinagre blanco 

El vinagre blanco es un remedio casero para eliminar las manchas de sudor y orina. Tan sólo tendremos que humedecer un paño en el vinagre y frotar las manchas, que irán desapareciendo. Aunque el vinagre desprende un fuerte olor, éste desaparecerá en cuanto se haya secado. 

Detergente líquido 

Otra alternativa es usar detergente líquido. Humedeceremos un paño con agua y le echaremos unas gotas del detergente. Después de haber frotado las manchas, es importante aclarar las zonas afectadas con un paño limpio y humedecido con agua fría y dejarlas secarse por completo. 

Agua oxigenada 

Para eliminar manchas secas utilizaremos agua oxigenada. Para ello mezclaremos dos partes de agua oxigenada por una parte de jabón líquido normal, lo agitamos dentro de un bote para crear espuma e introduciremos un cepillo de dientes limpio para coger la espuma y con el que frotaremos la mancha. Una vez eliminada la mancha, retiraremos los restos con un paño húmedo. 

En caso de que nuestro colchón sea viscoelástico, hay que tener cuidado de no humedecerlo en exceso. 

Bicarbonato sódico 

Después de haber eliminado todas las manchas, utilizaremos el bicarbonato de sodio para eliminar malos olores. Tan solo tendremos que espolvorearlo sobre la superficie del colchón y dejarlo actuar entre una y dos horas, dependiendo de lo fuerte que sea el olor. Una vez transcurrido este tiempo, aspiraremos el bicarbonato. Este producto también sirve para eliminar la humedad y acabar con bacterias y ácaros. 

Aerosoles 

Una vez hayamos retirado todo el rastro de bicarbonato, haremos la desinfección total del colchón con aerosoles desinfectantes. Este producto acabará de eliminar todo resto de bacterias, hongos y virus. Usaremos un aerosol desinfectante en formato spray, que podremos encontrar en cualquier tienda, y lo aplicaremos por ambas caras del colchón y sus laterales, siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante. 

Otras recomendaciones 

Otros productos que pueden utilizarse para la desinfección es el amoniaco, que tendremos que mezclar con agua tibia y frotar sobre el colchón. También podemos usar el vapor, ya que elimina microorganismos. Existen máquinas limpiadoras de vapor con las que se aspira el colchón. En cualquier caso, hay que dejar que el colchón se seque correctamente.

¿Cómo mantener tu colchón limpio y desinfectado?

Para poder disfrutar de tu colchón limpio y desinfectado durante largos periodos de tiempo es necesario llevar un buen mantenimiento del mismo. Hay algunas recomendaciones que ya te hemos comentado en los apartados anteriores, como son:

  • Lavar la ropa de cama una vez a la semana o cuando se manche. Puedes aprovechar que el colchón está desnudo para aspirarlo.
  • Dejar ventilar la habitación con la cama desecha diariamente, para que no se acumule humedad en el interior del colchón.

 Pero también debes añadir las siguientes:

  • Cambia la posición del colchón cada cierto tiempo. Dale la vuelta para cambiar de una cara a otra, cuando el colchón sea de dos caras, y rota la misma superficie de abajo a arriba para que no se ejerza presión siempre sobre el mismo lugar, además, así evitas que la sudoración nocturna se trasfiera en el mismo sitio. Cada uno de estos movimientos los puedes realizar cada 3 o 4 meses.
  • Limpia las manchas en el momento en que se producen, así evitas que el colchón tome el color de la mancha, o incluso que la suciedad se traslade al interior. Utiliza alguno de los trucos que te hemos mencionado antes para limpiar las manchas.
  • Elimina los ácaros cuando aparezcan. A pesar de que los ácaros no se pueden ver a simple vista, si hay algunos indicadores que nos pueden alertar de la presencia de estos bichitos. Si sientes picor en la piel, estornudas muchos, o tienes irritaciones en tu cuerpo al meterte en la cama, puede ser por los ácaros. En este caso podemos ayudarnos de un poco de vapor de agua y una aspiradora para eliminarlos.
  • Protege el colchón. Este es uno de los pasos más importantes para mantener limpio tu colchón: usar un protector o cubrecolchón que ayude a mantenerlo limpio. Estos productos evitan que la suciedad, ácaros e incluso líquidos, en el caso de los protectores impermeables, traspasen al colchón, actuando como una barrera. Si no tienes un protector de colchón en tu cama corres el riego de que el colchón se ensucie con facilidad.

3 Mejores protectores de colchón de dormitorum

Cubre Colchón Impermeable Microfibra Mash

Se trata de un protector de colchón impermeable que, además de evitar que cualquier líquido pueda llegar a la superficie del colchón, es suave al tacto gracias a su fibra hueca hipoalergénica, por lo que te resultará cómodo. Este producto se puede lavar a 40º.

Cubre Colchón Tencel Essential Mash

Este protector de colchón, aparte de actuar como barrera, cuenta con algunas características que mejoran su eficacia, como por ejemplo que el tejido utilizado es fresco, transpirable, y además suave al tacto. Tiene también un tratamiento hipoalergénico y es lavable a 40º.

Cubre Colchón Cool Termoregulador

Se trata de un protector de colchón de alta calidad que actúa como barrera entre la suciedad y el colchón, pero que además cuenta con propiedades termorreguladoras, es decir, que ayuda a disipar el calor. Este modelo es perfecto para personas calurosas o climas cálidos.

Espero que te haya quedado claro cómo desinfectar un colchón y mantenerlo limpio por más tiempo. Echa un vistazo al resto de protectores de colchón de nuestra web para encontrar tu opción ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba